Pearl Jam Miami 2016

22 años habían pasado desde la última vez que Pearl Jam se presentó en Miami, recordó en algún momento del concierto el carismático vocalista de la banda, Eddie Vedder. También hacía 22 años desde que me gradué de bachiller con el amigo con el cual, por cosas del destino y las casualidades, tuve la oportunidad de compartir este concierto; un verdadero fan de la banda que cantó cada una de las canciones mientras su esposa nos miraba con más sorna que otra cosa.

North American Tour 2016

En el marco del North American Tour la banda se presentaría en un American Airlines Arena a reventar, espacio en donde el Miami Heat juega baloncesto. Los de Seattle nos tenían preparadas bastante más de dos horas de música con un setlist sorpresa lleno de curiosidades en donde todos los discos tendrían representación, a excepción de No Code (1996) y Pearl Jam (2006).

Setlist

Arrancarían con Corduroy, excelente pieza del Vitalogy de 1994, tercer álbum de la banda y en el cual empezó a distanciarse un poco de su enfoque inicial más grunge. A continuación, la poderosa Do the Evolution del álbum Yield de 1998, una de las mejores piezas y videos de la banda con un fuerte mensaje sobre el futuro de la humanidad.

Seguirían con Mind Your Manners, el primer sencillo de su último trabajo, Lightning Bolt de 2013, en el que rescatan su sonido un poco más agresivo que habían perdido con los años. Le tocaría luego el turno a Save You del álbum Riot Act de 2002. Volverían al álbum Yield con el track Pilate, bajando un poco el ritmo que llevaba el concierto.

Eddie Vedder disfrutaba de una botella de vino entre canción y canción mientras mantenía comunicación constante con el público. Tocaba el turno del segundo álbum de la banda, Vs., con Dissident y W.M.A. una escogencia poco común para sus conciertos. Luego vendría la primera de la noche del primer y tal vez mejor álbum de ellos, Ten, la espectacular Even Flow. El público cantó con todo lo que pudo la canción con ya 26 años de existencia. Bajaría nuevamente la excitación con una canción menos movida y conocida de la banda, Infallible del Lightning Bolt. Pequeño descanso ya que volverían a animarse con Daughter del Vs.

A continuación dos piezas bien particulares del álbum de rarezas Lost Dog: Sad, canción que no hizo el corte para Binaural en donde originalmente se iba a llamar Letter to the Dead y Down, que apareció en el sencillo I am Mine del Riot Act. Un regalo para verdaderos conocedores de la banda.

Seguirían con otra pieza poco común en sus conciertos, Tremor Christ del Vitalogy, un cambio a última hora por pedido del público, constantemente mostraron en las pantallas gigantes a un par de asistentes que cantaban emocionados al ser complacidos con la petición. Originalmente iban a tocar Rival del Binaural.

Continuarían con la bella Wishlist del Yield. Antesala de una de las canciones más famosas de ellos, Jeremy del Ten, tema cuyo video causó polémica en su momento y de cierta forma sería premonitorio de algunas tragedias vividas en EEUU posteriormente.

Tocarían luego State of Love and Trust del soundtrack de la película Singles y la canción Rearviewmirror del Vs. justo antes del primer descanso. Van 17 canciones y apenas pasamos la mitad del concierto.

Arrancarían nuevamente a tocar en un set acústico con Good Woman, una versión de la artista Cat Power. Eddie Vedder la tocaría y cantaría solo, como lo ha hecho en otras ocasiones sin la banda, pero esta es la primera y única vez hasta ahora que lo ha hecho en un concierto de Pearl Jam, una rareza para la audiencia.

A Ed se le uniría el resto de la banda, de forma acústica, para tocar Just Breathe del Backspacer del 2009 y Sleeping By Myself, del segundo álbum en solitario de Ed.

Y sonó Pink Floyd

A continuación se viene otra referencia de hace 22 años. Pearl Jam se había presentado por última vez en Miami un 28 de marzo, dos días después, el 30 de marzo lo hizo también por última vez, Pink Floyd y allí dijo Ed que estuvo. Comfortably Numb fue la canción seleccionada. Excelente McCready en el solo.

Seguirían con Sirens del Lighning Bolt. Luego subirían la intensidad con el primer track del primer disco: Once del Ten, Given To Fly del Yield y Porch nuevamente del Ten, para delicia de los asistentes.

Vendría otro encore que arrancaría con la versión de Soldier of Love de Arthur Alexander y le cantarían luego el Happy Birthday a un miembro del crew de la banda con ayuda del público.

Le tocaba el turno a la furiosa Spin the Black Circle del Vitalogy y se acercaba el final del concierto; vendría el turno de dos más del Ten, confirmando que el primer álbum de la banda aún sigue siendo y será el más importante de ellos, con la genial Black y con la consentida, heredada de la época de Mother Love Bone, con la que Eddie Vedder entró a la banda y empezó todo esto, su primer sencillo, su canción más importante, uno de los himnos del grunge:  Alive. El público cantó a rabiar.

Cerrarían el concierto, como no podía ser de otra forma, con la canción de Neil Young que han tocado tanto que ya parece de ellos, Rockin’ in the Free World. Una fiesta terminaría este concierto, que junto al de Soundgarden del año pasado en Hellfest, me volvieron a acercar a la mejor época de mi generación.

Escrito por FUShoots. Edición de texto por Lastmario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *