curazao

Visitamos esta isla del Caribe muy cercana a tierra firme venezolana y que, junto a Aruba y Bonaire,  conforma el ABC de las  Antillas Neerlandesas, sin duda un atractivo destino turístico.

Historia y Economía.

Su historia está llena de cambios políticos, habiendo pertenecido a diferentes países desde su descubrimiento en el siglo XV por los españoles hasta su estatus actual de territorio autónomo de los Países Bajos.

Además de la refinería y los servicios bancarios, el turismo es la principal fuente de ingresos de los curazoleños.

En general, es una isla relativamente cara, así que saquen sus cuentas bien, aunque siempre se puede ahorrar; todo depende del perfil del viajero.

¿Cuándo ir?

Las temporadas en Curazao son las siguientes: Baja: de octubre a diciembre. Media: de Junio a septiembre y Alta: de enero a mayo. He tenido la oportunidad de ir tres veces, siempre en temporada baja: una en octubre y dos en diciembre. Ya en diciembre se empiezan a ver bastantes turistas que vienen a pasar las fiestas navideñas, pero en octubre hay muy poca gente.

La diferencia entre temporadas es el clima: a pesar de que llueve muy poco, en temporada baja hay más probabilidades de días nublados, algunas precipitaciones y algo más de humedad. Por el lado positivo: hay poca gente en las playas, por el negativo: hay poca vida nocturna, aunado al hecho de que el turismo de la isla es orientado a las familias.

Preparación.

Les recomiendo que renten un auto, es la mejor forma de desplazarse en la isla.

Traigan protección solar, repelente de insectos y ropa fresca. Si se les olvida algo estén tranquilos porque en Curazao se consigue de todo.

La moneda principal es el Florín de las Antillas Neerlandesas (ANG) pero circulan por igual los dólares americanos (1 USD = 1,72 ANG) así que no se preocupen mucho por esto; eso sí, el vuelto se lo dan en florines.

Hay una gran variedad de opciones a nivel de hospedaje: desde los más caros hoteles y resorts a la orilla del mar hasta hostales comparativamente económicos. Nosotros optamos esta vez por un simpático hostal con baño privado llamado Bed & Bike.

¿Qué hacer?

Los principales atractivos de la isla son sus playas y las actividades que se desarrollan en ellas. Curazao es un famoso punto para practicar buceo y snorkeling, aunque mucha gente simplemente va para relajarse tumbada al sol.

 Además tienen una oferta de actividades naturales: los parques nacionales Shete Boka y Christoffel, además de las Cuevas de Hato y Watamula en Westpunt ofrecen algo para los amantes de la naturaleza.

También son populares sus tiendas para efectuar compras: perfumes, joyas y ropa son la principal oferta, además de la gastronomía -de clase mundial- y su interesante arquitectura antillana, una de las postales más famosas de la isla.

Playas.

Es variada la oferta de playas en la cara occidental de la isla. En prácticamente todas las playas encontrarán servicios como toldos y sillas y al menos un puesto de bebidas. En algunas hay que pagar entrada ya que están dentro de clubes. Las clasifico en tres grupos:

Alrededor del Westpunt:

En el norte de la isla encontramos las playas más prístinas, adecuadas para el snorkeling y alejadas de las multitudes. Allí tienen Kalki, Piskadó, Kenepa Grandi y Chiqui en el Grote Knip y Lagun. Después de pasear por todas decidimos pasar un agradable día en Kalki, dicho sea de paso, en un sitio de anidación de tortugas marinas. Allí comimos algo a la orilla de la playa y practicamos snorkeling.

En la zona media de la isla:

Aquí encontramos algunas de las playas más populares. Tenemos la famosa Cas Abao (sin duda una de las más bonitas), Porto Marie, Karakter (tiene un excelente restaurante a la orilla de la playa para recibir el atardecer) y Kokomo.

Junto a la capital.

Estas son las playas más visitadas ya que se encuentran a minutos de Willemstad:

Mambo Beach: forma parte de un centro comercial abierto hacia la playa en donde pueden hacer compras, caminar, comer y tomar algo o asistir a algún evento con DJs. Al lado está el Acuario de Curazao, un sitio interesante para asistir con los niños ya que tienen tiburones y experiencias con delfines.

La bahía de Jan Thiel: un sitio similar a Mambo Beach, pero con una mejor playa y menos ambiente comercial.

Santa Bárbara: una playa que para poder ser visitada hay que cancelar una entrada que después puede ser consumida en las instalaciones del resort que allí se encuentra.

Una opción fuera de lo habitual es la Director’s Bay: una pequeña playa escondida en la Caracas Baai con suelo de piedritas y sin servicios.Vimos personas haciendo snorkeling allí. En esa zona está el Fuerte Beekenburg; pueden visitarlo-es gratis- pero no esperen una gran estructura, es relativamente pequeño.

Naturaleza:

Aunque Curazao no destaca por este tipo de turismo, tiene algo que ofrecer para los que se aburren de tanta playa. No olviden llevar su hidratación y protección solar en estos paseos.

Shete Boka Park:

En la zona del Westpunt destaca este parque compuesto por siete bocas (entradas del mar en tierra) con su encanto particular. Luego de pagar la entrada de 10$ por persona se pueden desplazar por gran parte del parque en su propio vehículo. Las bocas más interesantes para visitar son Pistol y Wandomi.

Christoffel Park:

En la misma zona se encuentra este parque en donde podrán encontrar senderos para caminar y apreciar la fauna nativa. Por allí tienen la mayor altura de la isla, la montaña Christoffel, para los más aventureros y en forma.

Watamula:

Muy cerca del punto más al norte de la isla encontrarán el Watamula Hole: un hueco entre las rocas a la orilla del mar que arroja agua a toda presión al acercarse las olas. Este lugar es un poco solitario así que no está de más tomar precauciones.

Cuevas de Hato:

Muy cerca del aeropuerto internacional están las cuevas de Hato, un interesante paseo que no les quitará más de una hora y apto para cualquiera que pueda subir unas escaleras.

La visita es guiada (copiosamente informativa), la hacen en varios idiomas y en algunas partes de las cuevas pueden tomar fotos bien interesantes. En algún momento se toparán con murciélagos o quedarán totalmente a oscuras.

En la ciudad.

Gastronomía:

Los que no tienen problemas de presupuesto pueden darse banquete con la oferta gastronómica de la isla. Varios restaurantes de altísima calidad, algunos a la orilla del mar con vistas espectaculares, les esperan a toda hora.

No dudamos en recomendarles para desayunar: La Bohéme Curazao, Saint Tropez Ocean Club y Scuba Lodge. Para la cena: Perla del Mar, Karakter Beach Club y Bocas.

Por cierto, están cuidando mucho la calidad del café: no llegamos a tomarnos uno solo que no nos gustara. Felicitaciones por esto.

Compras y paseos:

Punda:

En Punda, el lado más turístico de Willenstad, conseguirán tiendas famosas de perfumes y cosméticos, joyerías y demás artículos de lujo. También encontrarán una buena variedad de recuerdos; no olviden regatear, a veces funciona.

Pueden aprovechar para tomar algo a la orilla de la St Anna Bay, tomarse una foto en el Puente Reina Emma o con la popular línea de edificios antillanos característicos de la isla.

Si están allá un jueves aprovechen el Punda Vibes: un evento de calle que concentra arte, música y gastronomía que le da mucho ambiente al sitio.

Piertermaai:

Este interesante distrito lo han ido recuperando para darle un toque más turístico y en las noches conseguirán hospedaje a la orilla del mar, algunos buenos restaurantes y lugares nocturnos como 27 BAR-MUSIC-FOOD con noches temáticas que giran en torno al rock y géneros más tropicales.

Sambil:

Si quieren caminar en un sitio con aire acondicionado o efectuar más compras, les recomiendo este centro comercial. Allí hay un Carrefour (cadena francesa de supermercados) y algunos sitios decentes para merendar algo. Hasta la próxima.

Escrito por FUShoots. Edición de texto por Lastmario.

Otros destinos en el Caribe:

Santa Marta, Colombia.

Cartagena de Indias, Colombia.

Alta Guajira, Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *