boyaca-colombia

Pueblos de Boyacá, Colombia

El día de hoy les presento, luego del especial sobre Villa de Leyva y un primer circuito de pueblos boyacenses, mi tercera guía turística del Departamento de Boyacá, Colombia. Espero que la disfruten y les sea de utilidad en su búsqueda de sitios para visitar y conocer en este país sudamericano.

Este paseo fue efectuado en tres días con vehículo propio para poder visitar más destinos en menos tiempo. Sin embargo, no debería ser complicado desplazarse desde la ciudad de Bogotá a estos pueblos en transporte público.

Y recuerden: si viven en la altura no tendrán problemas, pero si vienen de tierras bajas podrían tener algunos inconvenientes ya que este recorrido ronda los 3.000 m.s.n.m.

¿Qué hacer en Monguí?

Empezamos nuestro recorrido en el pueblo más lejano (3:30h) de nuestro punto de partida en Bogotá: el municipio de Monguí.

Este pueblo de unos 5000 habitantes es famoso por su industria artesanal de balones de fútbol. Alrededor del parque principal podrán ver varios negocios de artesanías y balones, algo sin duda bastante pintoresco.

Una vez allí, en dicho parque principal, les invito a apreciar la Iglesia Basílica Nuestra Señora de Monguí y la escultura en honor a la industria del balón.

Otro sitio emblemático de Monguí es el Puente Real de Calicanto, construido en 1715 por la tribu indígena sahona bajo órdenes de los españoles que gobernaban estas tierras en aquel entonces.

Cerca de allí almorzamos en La Casona de San Francisco de Asís, un interesante restaurante que fusiona la comida de autor con platos tradicionales empleando ingredientes autóctonos. El orzotto tres quesos de lomo de cerdo es espectacular.

¿Cómo llegar al Pueblito Boyacense?

Salimos de Monguí con destino al municipio de Duitama (45’) para visitar el Pueblito Boyacense: una pequeña urbanización cerrada en donde cada callejón lleva el nombre de un pueblo de Boyacá y en el que cada casa es un restaurante, hotel, café o venta de artesanías.

Aquí terminamos de pasar la tarde, nos tomamos un rico tinto y esperábamos que parara la lluvia para poder irnos. Al final la lluvia no cesó y la dueña del café amablemente nos prestó una sombrilla que dejamos en la garita de seguridad del lugar.

¿Qué hacer en Paipa?

Nos dirigimos al pueblo en donde pasaríamos nuestra primera noche: Paipa. Este municipio cuenta con 32000 habitantes.

Como ya era de noche hicimos check-in en el hotel y salimos a buscar algo para cenar y encontramos la Casona Camacho: un bonito y agradable lugar en donde comimos una muy buena trucha y recibimos una excelente atención.

Luego de cenar caminamos un rato por el parque principal  James ‘Jaime‘ Rook en donde se encuentra la iglesia San Miguel Arcángel.

Para su visita a Paipa les recomendamos tomarse algo más de tiempo y hospedarse alrededor del lago Sochagota: allí podrán disfrutar de algunas actividades como paseos en bote, deportes acuáticos y una bella y relajante vista.

También pueden visitar el monumento a los Lanceros del Pantano de Vargas en honor a la batalla de la guerra de independencia colombiana que se llevó a cabo en este lugar.

Tibasosa, Boyacá, Colombia.

Luego de tomar el desayuno salimos rumbo a Tibasosa (25’) para llegar lo más temprano posible al Parque Zoológico Guátika. Este sitio me sorprendió: no esperaba estas instalaciones ni la variedad de animales que allí tienen. Vale la pena destacar que los grandes felinos fueron rescatados de circos. En fin, un lugar para ir con toda la familia.

Salimos del zoológico y nos detuvimos en el Parque Principal de Tibasosa. Allí se encuentran la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y una agradable plaza para pasar un buen rato.

Teníamos frío y nos tomamos un rico café en la Panadería Notre Dame: una panadería artesanal especializada en panes franceses atendida por su propio dueño.

Iza, Boyacá, Colombia.

Terminamos nuestra visita a Tibasosa y arrancamos rumbo al municipio de Iza (2350 habitantes)

Nuestro plan inicial incluía llegar a la Laguna de Tota pero la estrecha vía, en muy mal estado, estaba trancada ya que dos camiones se encontraron frente a frente. Estuvimos un rato detenidos esperando que avanzara el tráfico pero decidimos irnos porque el tiempo avanzaba y queríamos cumplir nuestro itinerario.

Regresamos y empezamos a buscar un sitio para comer. Al final nos detuvimos en uno muy conocido pero en el que tuvimos que esperar mucho para comer una trucha.

Ahora si, finalmente, visitamos el centro de Iza. Allí nos estacionamos en el pequeño Parque Álvaro Díaz, apreciamos sus bonitos alrededores y nos dirigimos a la Plazoleta de Postres de Iza. Resulta que el pueblo es famoso por sus postres y en esta especie de mercado al aire libre pueden probar todos los que quieran en un solo sitio.

Terminamos con nuestro postre, un tinto y empezamos nuestro retorno a Bogotá.

Tunja, Boyacá, Colombia.

Desde Iza a Bogotá hay casi 4 horas de carretera. Para no hacerlo forzado y disfrutar el trayecto, hicimos una parada en Tunja (163000 habitantes), la capital del departamento de Boyacá, para pasar la noche.

Era festivo y muchos comercios se encontraban cerrados. Sin embargo, no tuvimos problemas en conseguir un negocio de comida rápida abierto cerca de nuestro hotel.

Luego de cenar aprovechamos para visitar la Plaza Bolívar de Tunja: un sitio recientemente remodelado con muchas luces y un bonito piso. Interesante zona para hospedarse y disfrutar de la vista nocturna.

Así concluimos este paseo por del Departamento de Boyacá, Colombia. Seguiremos en contacto.

Escrito por FUShoots. Edición de texto por Lastmario.

Aquí te dejo más destinos en Colombia:

Qué hacer cerca de Barranquilla, Colombia.

Sitios Turísticos de Cundinamarca

Aventura en la Alta Guajira Colombiana

Planes Turísticos en Villa de Leyva, Colombia.

Mompox: Mágico Destino en Colombia.

2 Respuestas a “Pueblos de Boyacá, Colombia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.