Pueblos Cerca de Madrid

Pueblos cerca de Madrid.

Si viven o están de visita en la capital de España querrán leer sobre estos cuatro pueblos cerca de Madrid que les traemos el día de hoy, pues cuentan con un encanto particular y diferentes actividades turísticas a disposición de sus visitantes.

Estos pueblos de la Comunidad Autónoma de Madrid, populares entre los madrileños, son un tanto desconocidos para los visitantes de la ciudad, así que no está nada mal que promovamos un poco el turismo local saliendo un poco de la rutina y las opciones de siempre.

Estos paseos los pueden llevar a cabo en un día, la pernocta es opcional. No necesitan mayor preparación fuera de alguna reserva para comer -algo casi imprescindible estos días- y medios de transporte, según sea el caso.

Así que empecemos, desde el pueblo más cercano al más lejano al centro de Madrid:

Turismo en Manzanares el Real.

A unos cincuenta minutos en coche o casi tres horas en transporte público desde Madrid, hacia el norte, se encuentra el pueblo de Manzanares El Real.

El principal atractivo es su magnífico castillo, el cual podemos observar desde lejos. Se puede visitar por dentro pagando, o recorrer sus jardines de forma gratuita.

Sugerimos caminar por las calles del pueblo y tomarse algo en la plaza principal. Para comer les recomendamos ampliamente Los Morales y su variedad de carnes (cabrito, rabo de toro, cordero, etc.).

El senderismo es uno de los puntos fuertes de los alrededores. Los amantes de la montaña disponen de caminos y escalada en La Pedriza. Para los fanáticos de la observación de aves o del trekking menos exigente, tienen el Embalse de Santillana.

Visitando Chinchón

A una hora de Madrid (tres horas en transporte público) y hacia el sur se ubica el pintoresco pueblo de Chinchón, uno de los favoritos de los madrileños para sus escapadas domingueras. Por favor, sin alusiones a Torrente.

 No se puede hablar de Chinchón sin mencionar su famosa Plaza Mayor, tal vez una de las más llamativas de España. Hay varias formas de disfrutarla: desde lejos, en el conjunto arquitectónico formado por la iglesia y su torre, con la curiosidad que supone que ambas estén separadas, o desde adentro, en alguno de los lugares que hay para comer, tomarse algo o simplemente contemplar.

Hablando de comer y beber, lo hicimos, y muy bien, en el Restaurante La Villa (háganse el favor de no perdonar las alcachofas). Y si les gusta el anís, pueden llevarse el producto elaborado en la zona.

Si quieren quedarse en el pueblo, sepan que cuenta con un Parador Nacional, una belleza de edificio que bien vale la pena apreciar incluso desde afuera.

El Pueblo de Buitrago de Lozoya.

A una hora de Madrid en coche (poco más de dos en transporte público) hacia el norte, se encuentra el pueblo de Buitrago de Lozoya.

Probablemente este sea el menos visitado de esta selección, por lo tanto, su oferta turística es la más limitada: cuenta con menos establecimientos para comer, tomar café, e incluso no encontramos ninguna venta de souvenirs.

Sin embargo, esto no demerita al lugar y sus atractivos. Lleven calzado apropiado para senderismo, ya que hay una ruta corta y relativamente sencilla que les permite tomar la foto panorámica del pueblo y el río Lozoya. La entrada a este camino se encuentra en este punto.  Presten especial atención a la Coracha, extensión de la muralla del pueblo que se adentra en el río. Por cierto, parte de la muralla es caminable.

Aquí, al igual que en Manzanares El Real, destaca el magnífico Castillo de Buitrago. Es visitable pagando. También pueden entrar a la Iglesia de Santa María del Castillo y subir a su torre pagando la entrada.

Otra curiosidad de este pueblo es su Museo Picasso. Resulta que el barbero preferido del artista durante su estadía en Francia fue un nativo de este pueblo, y coleccionó los dibujos, cerámicas y demás obras que Pablo le regalaba. Al final, donó esa colección para que creasen este simpático museo de visita gratuita.

Patones de Arriba, Madrid.

A una hora y cuarto de Madrid (casi tres en transporte público) hacia el norte, encontramos el bonito pueblo de Patones de Arriba. Este es uno de esos lugares en los que uno se pregunta ¿De dónde salió esto?

Este municipio, abocado al turismo, se encuentra en un enclave de montaña con acceso limitado a vehículos. Les recomendamos que estacionen al pie de la montaña y que suban a pie; no está nada mal el trayecto y se evitan el dolor de cabeza que puede significar esa vía congestionada en un fin de semana.

Además del encanto innato del lugar, en sus alrededores conseguirán interesantes rutas de senderismo. Si no van en plan de caminar mucho, les recomiendo que al menos lo hagan por el Sendero Genaro para apreciar el pueblo desde lejos y por el Arroyo de Patones con su interesante muestra de vegetación de la zona.

También se pueden tomar senderos que los lleven hasta el Embalse de El Atazar, pero esto implicaría una caminata de unos cuantos kilómetros. Pueden ir en vehículo hasta este sitio y tomar unas buenas fotos del lugar.             

Visitamos un par de restaurantes en este paseo, uno para el café y otro para la comida, pero no nos parecieron dignos de mención. Incluso planeamos en aquel momento que, si volvemos, compraremos allí charcutería de elaboración artesanal, pan y nos iremos a uno de los miradores a comer.

Este fue el especial de Pueblos cerca de Madrid escrito por FUShoots y editado por LastMario.

Otros destinos turísticos en España:

Turismo en La Rioja

Cosas que hacer en Gran Canaria.

5 Respuestas a “Pueblos cerca de Madrid.”

  1. Excelente articulo. Ofrece una perspectiva distinta y concisa, llena de muchas opciones

    Mil gracias, la próxima vez tendré que visitar el Chinchón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.